AYUNO INSUFICIENTE- Aspectos puntuales a monitorear en la planta.



Como es de conocido de todos, una vez los pollos alcanzan el peso para proceso, se les debe suspender el alimento en los galpones, Sin embargo, esta acción debe ser complementada por las siguientes actividades para lograr una efectiva limpieza del trato – intestinal, evitando así problemas de contaminación durante la evisceración:

• Suministro permanente y suficiente de agua en cada bebedero. Las aves son sectoriales. Si no encuentran en el sitio donde habitualmente lo hacen, se echan.

• Deben estar en actividad. Es el movimiento aunado al tomar agua lo que facilita el desplazamiento normal del alimento a través del sistema digestivo. Por tal motivo, los responsables del manejo de las aves deben mantener las luces prendidas e ingresar periódicamente al galpón caminando lentamente para no generarles estrés. También lo pueden hacer recorriendo externamente el galpón generando ruido.

• Como el transito normal del alimento en el sistema digestivo demora alrededor de 5 horas, es recomendable que la recolección se inicie mínimo 5 horas después de suspendido el alimento.

Cuando por circunstancias de todo tipo los anteriores requerimientos no se cumplen cabalmente, se presentan dos situaciones diametralmente opuestas: Ayuno insuficiente y Sobre-ayuno. En la presente nota se abordara la primera de ellas.

Sus características físicas en la planta procesadora son:

• Buche lleno que se observa claramente una vez han sido desplumados los pollos.

• Zona alrededor de la cloaca abultada como resultado de que los intestinos están llenos y este incremento en su volumen solo es posible alojarse en esa parte del cuerpo de las aves.

• Proventrículo y molleja llenos de alimento.

Las consecuencias que se producen durante la evisceración son:

- Riesgo de rotura del buche. Si ésta ocurre el alimento se esparcirá tanto externa como internamente, siendo esta última la más crítica porque los gramos de pienso se mezclarían con la grasa subcutánea dificultándose su retiro. Ante los ojos de los clientes la carcasa está sucia, afectándose su calidad final.

- Por más cuidado que se tenga para cortar la cloaca, dada la cercanía de los intestinos éstos son cortados involuntariamente, creándose un problema de contaminación fecal, que obligará al reproceso de las carcasas y en niveles más críticos para la línea, generándose un costoso problema de lucro cesante.

- Durante el procesamiento del proventrículo y molleja se enviará al agua de desecho todo el alimento almacenado, constituyéndose en una pérdida real de dinero como acontece cuando el buche está lleno.

En términos económicos y comerciales las secuelas del ayuno insuficiente son:

• Pesos de proceso inexactos que imposibilitan cumplir con las cantidades pedidas por los clientes, siendo necesario que la planta beneficie más pollo para cumplir con este requerimiento comercial.

• Cuando la rotura de los intestinos llega a niveles críticos, se debe parar la línea, generándose un costoso problema de lucro cesante que en ocasiones obliga a laborar tiempo extra.

• El costo del pollo en pie se incrementa porque el alimento no digerido se bota, afectando la rentabilidad del pollo procesado.

En resumen, el ayuno debe ajustarse a los requerimientos señalados al comienzo de esta nota, para no afectar la calidad, inocuidad y el rendimiento del producto que sale al mercado.




© 2015 Consultorias Avicolas Eduardo Cervantes. Todos los derechos Reservados | Diseñado por JYC WEB | Administrado por : José D. Diaz Mattos